regalar cigarros: la práctica (II)

regalar cigarros: la práctica (II)

Si, como decíamos en la anterior entrada, un regalo no es algo banal, es posible que llegue el momento en que nos planteemos regalar puros. Pero si uno es un no fumador quizá se encuentre en la más absoluta de las oscuridades. Como a nosotros nos gusta fumar y nos gusta que nos regalen cigarros, os detallamos algunas posibles opciones. Esta semana ofreceremos las más económicas (todas con un importe inferior a 35 euros), la próxima hablaremos de cosas más serias. En todos los casos presentamos selecciones o paquetes de cigarros que se venden así y que se pueden encontrar en cualquier buena cava: siempre está la opción de solicitar que en ese mismo estanco nos hagan una selección de puros adecuada al perfil de la persona a la que compramos (joven o mayor, iniciado o neófito, etc.). Nuestras recomendaciones son las siguientes:

Petaca de 5 cigarros Partagás, serie D, nº 6 (34 €)

seleccion partagas

Hay diversas petacas con cigarros. Ésta que presentamos tiene un atractivo incuestionable: es muy difícil que unos cigarros tan buenos sean tan baratos. La caja en la que se comercializa es hermosa y adecuada, por tanto, a los dictados de los regalos. Además se trata de una novedad en el mercado: llegaron a las cavas españolas en marzo/abril y la petaca que proponemos llegó en pleno verano. Son cigarros que tienen una dimensión pequeña (cepo 50 y 90 mm de longitud) y cuyo tiempo de fumada no excede los 30 minutos (aquí está nuestra cata), lo cual es propicio a estos tiempos de prisas y ausencia de ocios. Por otro lado tienen una fortaleza alta lo cual quiere decir que si el receptor del cigarro no suele fumar es aconsejable que se inicie con tabacos más suaves. Pero si pensamos comprar algo a un fumador, es seguro que reconoce en estos puros la pimienta, la fortaleza y concentración y las maderas propias de los Partagás de la serie D. Y nos quedará agradecido por años.

Caja de 4 unidades Vegueros, Entretiempos (20 €)

vegueros_entretiempos_pack4Desde los años 90 es posible encontrar esta marca en el mercado. Los vegueros son los trabajadores del campo que hacen las labores propias del cuidado del tabaco. Estos agricultores fumaban cigarros que ellos mismos se elaboraban. Hubo un tiempo en que conseguir esos puros –fuertes, terrosos, minerales, herbáceos– se convirtió en una fiebre. Y tanto es así que desde Habanos decidieron crear una marca propia: son cigarros de tripa larga y hechos a mano totalmente, porque los vegueros sabían qué fumar. Hace unos meses añadieron varias vitolas más a esta marca (“mañanitas”,” tapados” y “entretiempos”). Nosotros recomendamos regalar la petaca de 4 cigarros “entretiempos”: se trata de una ligada media que es adecuada para un fumador que no sea experto.

Caja de 3 unidades “Selección Premium”, Kolumbus (25 €)

seleccion kolumbusFrente a las dos recomendaciones anteriores, los cigarros Kolumbus tienen la peculiaridad de que están hechos con tabaco español (palmero, por más señas). Se trata de una marca joven con 3 cigarros en su vitolario. La SLB (Slide Lid Box) es una caja que contiene un muestrario de los tabacos de esta marca. En estas páginas ya ofrecimos una cata de la pirámide k-azul. Kolumbus ofrece la ventaja de tener cigarros más suaves y propicios para los fumadores amantes de la finesse o menos iniciados. La selección se envía en una caja que hará las delicias de los amantes de la tradición y la elegancia y, sobre todo, tienen la ventaja de que se pueden comprar y enviar a través de internet: basta con escribirles –a través de la web– al formulario de contacto y ellos hacen el envío a la parte del mundo que sea.

Si te gusta, compártelo:
Facebook
Facebook
INSTAGRAM